Cuerpos de bomberos y seguridad pública

Fabricados para los entornos más peligrosos, los tejidos de protección GORE® mantienen a los usuarios seguros y activos.

Ver todos los sectores y categorías

Transpirables, impermeables y creados para resistir las más duras condiciones físicas, los tejidos de protección GORE® hacen posible que los bomberos y los agentes de la seguridad pública no pierdan la dedicación, la concentración y la protección en las misiones críticas.

Los cuerpos de seguridad y emergencias desempeñan un duro trabajo físico. Desde los bomberos y equipos de salvamento hasta los agentes del orden y los grupos especiales de operaciones, los agentes de seguridad pública se aventuran en los entornos más peligrosos imaginables... y para poder hacer su trabajo, necesitan una indumentaria que les proteja sin que les suponga una carga fisiológica.

Gore colabora con cuerpos de seguridad y emergencias para comprender los retos de su trabajo. A partir de estas interacciones se diseñan los tejidos GORE® para satisfacer las necesidades del usuario final. Nuestros tejidos proporcionan:

  • mayor confort, gracias a barreras altamente transpirables que ayudan a reducir el estrés térmico en un gran número de condiciones
  • protección certificada contra los peligros que suelen darse en los escenarios de emergencias
  • larga durabilidad, que implica un excelente rendimiento en el lugar de la acción

Durante más de 35 años, Gore ha aplicado estos principios para diseñar tejidos de protección esenciales para la supervivencia. Los tejidos de protección GORE® se usan en ropa, botas y guantes para que los usuarios puedan centrarse en su misión y no en su equipo de seguridad.

Tejidos listos para la acción

Chembio

Ligeros y transpirables, los trajes de protección ChemBio fabricados con los tejidos GORE® CHEMPAK®, de larga durabilidad, protegen contra las sustancias químicas peligrosas.

Las muchas posibilidades de la ciencia de los materiales de Gore nos permiten diseñar soluciones específicas para cada aplicación. Para nuestras soluciones destinadas a los servicios de seguridad y extinción de incendios, esto significa que podemos diseñar tejidos que se adapten al entorno de cada profesión.

Por ejemplo, los bomberos requieren una protección superior, pero también debe tenerse en cuenta el estrés térmico, que puede afectar al rendimiento y, probablemente, a la seguridad. Las barreras antihumedad GORE® CROSSTECH® están especialmente diseñadas para ayudar a reducir el estrés térmico ofreciendo una extraordinaria transpirabilidad en las condiciones más diversas. Estas barreras ofrecen una excelente estabilidad térmica manteniendo el rendimiento y la transpirabilidad tras la exposición al calor extremo; al mismo tiempo, esta barrera impide la penetración de líquidos como la sangre, los fluidos corporales o el agua. Por otro lado, el revolucionario sistema de forro GORE® PARALLON™ ofrece una protección térmica mejorada al mismo tiempo que alcanza un nivel de transpirabilidad que supera a cualquier tejido convencional disponible actualmente .

Para las misiones que pueden implicar la exposición a productos químicos industriales o agentes biológicos tóxicos, los equipos con tejidos GORE® CHEMPAK® proporcionan una protección NFPA certificada y una funcionalidad mejorada. Estos equipos permiten a los servicios de emergencia trabajar mejor a la hora de realizar actividades físicas de gran esfuerzo en zonas templadas o calientes. Por otro lado, los tejidos ligeros y duraderos permiten al usuario mantener un buen ritmo durante más tiempo.

Los agentes de policía se encuentran con diferentes condiciones meteorológicas cuando patrullan. Las chaquetas de patrulla fabricadas con los tejidos GORE-TEX® y GORE® WINDSTOPPER® ofrecen confort durante todo el día y protección con cualquier tiempo. Los tejidos son duraderos, ligeros y muy transpirables, por lo que un agente se los pone y ya no se los tiene que quitar. Y puesto que la seguridad es siempre primordial, las cubiertas GORE-TEX® también están disponibles para la indumentaria de protección, cubriendo los chalecos antibalas con un material ligero que repele el agua, los aceites corporales y los productos químicos.

La evolución de la protección

GORE-TEX® y otros tejidos GORE® han sido el estándar internacional de confort y protección desde los años 70. En 1982, Gore hizo por primera vez que nuestros tejidos fueran aptos para aplicaciones de extinción de incendios y seguridad introduciendo el tejido de barrera antihumedad GORE-TEX®. Este material consta de una capa de membrana de ePTFE que reduce el estrés térmico gracias a su extraordinaria transpirabilidad, la estabilidad térmica que hace posible la exposición a las llamas y la impermeabilidad duradera que se espera de los tejidos GORE-TEX®.

Poco después, Gore participó en el "Proyecto Fuegos" con la Asociación Internacional de Bomberos (IAF). Nuestro tejido de barrera antihumedad resultó duradero, cómodo y protector en estas pruebas independientes, confirmando los resultados de nuestras propias pruebas fisiológicas. En 1989, la Asociación Nacional de Protección contra el Fuego (NFPA) de EE. UU. y sus comités técnicos aceptaron nuestro tejido de barrera antihumedad como el estándar industrial .

Early tests for Moisture Barrier Fabric

Primeras pruebas del tejido de barrera antihumedad

Durante los años 90, los tejidos GORE® se expandieron para vestir a otro personal de seguridad. En 1991 patentamos un proceso para bloquear sustancias químicas nocivas y al mismo tiempo reducir el estrés térmico. Esta fue la primera patente de Gore en perlas de carbono que derivó en el desarrollo de un tejido flexible y ligero que sustituyó a los aparatosos trajes aislantes que se usaban en la zonas calientes.

Los desarrollos de Gore en tecnología de perlas de carbono derivó en la línea de productos CHEMPAK®, que ofrecen protección contra los productos químicos industriales tóxicos y armas químicas: un guante CHEMPAK®, que mejora la agilidad y el tacto sin riesgo de exposición química y, en 1999, el traje de protección personal de uso universal APPPE (All Purpose Personal Protective Ensemble). Y puesto que los agentes químicos siguen siendo una amenaza hoy en día, desarrollamos nuestras prendas para responder cada vez mejor, de modo que los servicios de emergencia puedan hacer lo mismo.

Aunque las situaciones con las que se encuentran los bomberos no han cambiado mucho desde 1992, nosotros seguimos buscando la manera de reducir el estrés térmico para que puedan trabajar con mayor eficiencia. Gracias al sistema de forro GORE® PARALLON™, hemos introducido recientemente un sistema multibarrera que supera los estándares NFPA de transpirabilidad y protección térmica .