Industria textil

Las innovadoras contribuciones de Gore a la ciencia del confort y la protección han creado tejidos para un gran número de actividades y condiciones.

Ver todos los sectores y categorías

Diseñadas para el confort y la protección, las prendas GORE® Fabrics preparan a los usuarios para poder enfrentarse a los entornos más implacables conocidos por el hombre. Utilizando la misma y mundialmente reconocida tecnología punta ePTFE, las fibras GORE® Fibers están tejidas para mantenerse fuertes, duraderas e impenetrables.

Los tejidos visten a consumidores y trabajadores, proporcionan aislamiento y blindaje contra los elementos y se encargan de mantener objetos en su sitio. En cualquier aplicación, los tejidos deben conservar su eficacia y no deteriorarse: la ropa debe proporcionar protección y confort a los que la visten sin importar la actividad que hagan o el entorno en el que estén. Los tejidos deben ser duraderos hasta en las condiciones más duras: lluvia, calor o incluso la exposición a productos químicos.

Aunque Gore suministra productos a numerosos mercados y sectores, probablemente seamos más conocidos por nuestras contribuciones a la industria textil. Los tejidos GORE-TEX® son conocidos mundialmente como unos materiales impermeables y transpirables que permiten al que los lleva recorrer los climas más inclementes del planeta de forma cómoda y segura. Sin embargo, nuestros tejidos van mucho más allá de la marca GORE-TEX®: también proporcionamos tejidos para una gran variedad de actividades y condiciones, entre las que se cuentan aplicaciones militares, médicas, químicas e incluso espaciales. Aparte de la indumentaria, también suministramos fibras que se integran en productos textiles como cuerdas, mangas de filtración, tejidos de exterior y otras aplicaciones que exigen un rendimiento sin fallos.

Casi inmediatamente después de descubrir el PTFE expandido en 1969, Gore empezó a explorar cómo podía integrarse este material ultraversátil en los tejidos. Los resultados han permitido grandes avances en la industria textil, así como en el confort, la protección y la seguridad para los usuarios de los tejidos Gore en todo el mundo.

La ciencia del confort

Los tejidos GORE® son conocidos en todo el mundo por su calidad y la promesa de que, vayan donde vayan y hagan lo que hagan sus usuarios, la indumentaria no les fallará.

La base de nuestros tejidos son las membranas finas, ligeras y duraderas de Gore, como la membrana GORE-TEX®. Esta membrana es una capa extremadamente fina de ePTFE, que tiene propiedades impermeables, cortaviento y transpirables. Cada pulgada al cuadrado de ePTFE tiene más de 9.000 millones de poros, lo que nos permite añadir materiales complementarios para mejorar las extraordinarias cualidades de la membrana. Bajo la capa exterior del tejido, esta membrana es lo que proporciona la excelente protección que caracteriza a los tejidos GORE®.

Después añadimos un laminado, como el laminado GORE-TEX®, que une la membrana con un gran número de productos textiles, incluidos el calzado, los guantes y la ropa de exterior de algunas de las marcas de alto rendimiento más prestigiosas del mundo.

Los tejidos GORE® han sido desarrollados con tres propósitos: reducir la incomodidad manteniendo el cuerpo fresco, prevenir la adherencia y permitir una mayor libertad de movimiento. Estos atributos pueden ser vitales en actividades como la escalada de montañas. Nuestros tejidos mejoran el rendimiento conservando su durabilidad en entornos duros. Y proporcionan una protección —contra el viento, la lluvia, el fuego, la temperatura e incluso la exposición a sustancias químicas— que permite la supervivencia de los usuarios incluso en los entornos más peligrosos y los climas más duros.

GORE-TEX® Products

La marca de productos GORE-TEX® goza de prestigio y confianza en todo el mundo.

Antes de la invención del tejido GORE-TEX®, las prendas impermeables solían ser pesadas, aparatosas e incómodas. Los usuarios eran más propensos a mojarse desde el interior —por el sudor atrapado en la prenda— que por los elementos a los que estaba expuesto en el exterior.

Con el descubrimiento del ePTFE, vimos cómo este material impermeable, cortaviento y transpirable podía incorporarse a la indumentaria para aumentar la comodidad y la durabilidad de chaquetas y otras prendas. El resultado: la revolucionaria tecnología de membrana patentada por Gore cambió para siempre los estándares de rendimiento de la ropa de exterior.

En 1970, Gore solicitó la primera de muchas patentes para GORE-TEX® fabricada con ePTFE. En 1976, Gore recibió su primer pedido comercial de tejido GORE-TEX®: el primer tejido transpirable, impermeable y cortaviento disponible en el mercado. En 1981, Gore amplió su ya estrecha colaboración con la industria aeroespacial cuando la NASA incorporó el tejido GORE-TEX® a los trajes espaciales que se usaron en su primera misión de transbordador espacial a bordo del Columbia.

Los tejidos GORE® tomaron una ruta inesperada al entrar en el sector militar. En 1982, los soldados ingleses quedaron tan sorprendidos con los tejidos GORE-TEX®, prefiriéndolos a su indumentaria estándar, que compraban nuestros tejidos con su propio dinero. Así se inició una estrecha colaboración entre Gore y el ejército británico y estadounidense hasta que en 1988 el ejército de EE. UU. acabó adoptando oficialmente los tejidos GORE-TEX®.

Desde entonces hemos ampliado nuestra tecnología y nuestras colaboraciones con los sectores para ofrecer una extensa gama de prendas que mantienen a los usuarios cómodos y protegidos hagan lo que hagan y estén donde estén. Presente en prendas desde la ropa de exterior al calzado y los guantes, la marca Gore es sinónimo de calidad y el más alto nivel de rendimiento.

Los bomberos, la policía y el personal militar usan ropa de exterior diseñada por Gore que resiste el fuego, la exposición a sustancias químicas y el calor extremo, sin tener que renunciar al peso ligero ni a la transpirabilidad, lo que proporciona a los usuarios agilidad y comodidad en el trabajo. Un estudio reciente (en inglés) con bomberos mostró que, una vez que el cuerpo alcanza una temperatura central de 37,7 °C, cada incremento de 0,1 ° tiene relevancia fisiológica: el rendimiento puede verse afectado. Durante este estudio, los bomberos que llevaban prendas con barreras protectoras GORE® consiguieron el mejor rendimiento, mientras que el 40% de los bomberos que llevaban ropa de la competencia no pudieron terminar las pruebas debido a una frecuencia cardíaca excesiva.