Presentación

Los cables conforman el esqueleto de todo sistema eléctrico: si un cable falla, se puede averiar el sistema al completo.

Teniendo en cuenta los cuatro factores fundamentales que influyen en el rendimiento de un cable —factores eléctricos, mecánicos, medioambientales y específicos de la aplicación—, los fabricantes deben garantizar que sus cables duren toda la vida útil del sistema eléctrico a la vez que proporcionan una excelente integridad de las señales, soportan la abrasión y la formación de partículas, y resisten a los entornos más agresivos. Ya se vayan a usar los cables en una misión espacial —donde las temperaturas oscilan entre los -200 °C y los +200 °C— o en una explotación subterránea de petróleo y gas, deben ser duraderos.

Gore lleva más de 55 años satisfaciendo estas exigencias decisivas con cables y conjuntos de cables diseñados para proporcionar un rendimiento impecable. Nuestros cables se utilizan en aplicaciones tan críticas como:

  • Sector aeroespacial
  • Salas blancas
  • Aviación militar y civil
  • Explotaciones petrolíferas y gasísticas

Nuestra capacidad de ingeniería ha evolucionado al tiempo que las aplicaciones; el primer producto de Gore, lanzado en 1958, era un cable e hilo aislado empleado principalmente en aplicaciones de defensa y en la entonces emergente industria informática. Hoy empleamos nuestra experiencia en integridad de señales y tecnología de materiales polímeros en ofrecer componentes de alto rendimiento a centros de datos, superordenadores, tarjetas de circuito impreso y semiconductores.

La tecnología que se esconde tras los cables

Nuestros cables resisten incluso a los entornos más agresivos porque están diseñados con características óptimas como un diámetro pequeño, un peso reducido y una resistencia extraordinaria.

Al diseñar un cableado los fabricantes pueden elegir entre diversos materiales, como:

  • ePTFE,
  • poliuretano,
  • polietileno,
  • poliimida,
  • fluoropolímeros.

Aunque todos los materiales tienen ventajas propias, no tienen por qué ser adecuados para todas las aplicaciones. Por ejemplo, la poliimida resiste a un amplio rango de temperaturas, pero sus prestaciones no son buenas en entornos húmedos. Una composición de material inadecuada puede tener consecuencias catastróficas.

Lo que distingue a los cables de Gore es su tecnología exclusiva. Diseñamos fluoropolímeros capaces de satisfacer una amplia variedad de exigencias medioambientales y mecánicas, maximizando las ventajas al tiempo que eliminando los riesgos. Por ejemplo, ante el riesgo de abrasión o corte, podemos desarrollar fluoropolímeros con una resistencia a la tracción 50 veces mayor que el PTFE estándar. O, en caso de temperaturas extremas, fluoropolímeros que resistan temperaturas de hasta 300 °C.

Y lo más importante: estos atributos se pueden mejorar sin menoscabo de otras ventajas del PTFE, como el bajo coeficiente de fricción, la resistencia química y la baja emisión de gases.

El objetivo es la fiabilidad, pero nosotros vamos más allá. Tras la fabricación probamos las características medioambientales, mecánicas, eléctricas y específicas de la aplicación de todos nuestros cables, para garantizar que sean capaces de funcionar a la perfección en el mundo real. El perfecto funcionamiento del sistema depende de ello.

Cables y conjuntos de cables


Cables de transmisión de datos de alta velocidad

Gore lleva más de 40 años suministrando cables y conjuntos de cables de datos de alta velocidad a clientes de los sectores de las telecomunicaciones, la informática, los vuelos espaciales y la aviación civil y militar. Gore mejora el rendimiento de los sistemas combinando materiales exclusivos con su experiencia en dieléctricos. Junto con su oferta de conectores tanto normalizados como a medida, Gore desarrolla soluciones de cable de datos de alta velocidad con pérdidas bajas y una excelente integridad de la señal, especialmente útiles en grandes longitudes de transmisión.


Cable de alimentación/transmisión de señales

Los entornos donde se utilizan hoy en día los sistemas electrónicos imponen a los cables un esfuerzo mecánico y eléctrico extremo. Una avería es impensable cuando un cable se utiliza en una nave espacial rumbo a Marte, para alimentar un generador subterráneo o en un avión comercial que sobrevuela el océano. Los cables de Gore proporcionan señales y alimentación fiables y de alta calidad a los sistemas electrónicos más avanzados, incluso en entornos extremos.


Conjuntos de cables coaxiales y de microondas/RF

Cuando se requiere un rendimiento inalterado a lo largo del tiempo los conjuntos de cables de Gore son una solución probada y duradera que ofrece una fiable integridad de la señal, reduce el tiempo de parada y facilita la instalación. La gama completa de conjuntos de cables coaxiales y de microondas/RF satisfacen una gran variedad de exigencias, tales como el amplio rango de temperaturas del espacio exterior, los choques y vibraciones de un vuelo, o las flexiones y acoplamientos repetidos de los entornos de ensayo. Tanto necesite un cable coaxial o un conjunto de cables de alta frecuencia concreto, Gore tiene una solución resistente que mantendrá su rendimiento durante toda la duración de su aplicación.