Automoción

Gore ayuda a los fabricantes a mejorar su ingenio tecnológico y su eficiencia energética con soluciones que van desde el faro delantero hasta el faro trasero. 

Ver todos los sectores y categorías

En los vehículos de hoy en día, la tecnología está tomando el asiento del conductor. Gore ayuda a la industria automovilística a prepararse para el mañana con productos fiables —como elementos de ventilación, blindaje electromagnético y componentes de celdas de combustible—, y es un socio tecnológico con visión de futuro.

Presentación

Los coches siempre se han valorado por su calidad, su comodidad y su fiabilidad. Nunca antes había sido tan cierto como ahora, cuando "auto" es el término clave en la industria automovilística. Los coches cuentan ahora con innovaciones como tecnología de arranque-parada, aparcamiento automático, control de crucero adaptable, observación del ángulo muerto, aviso de abandono de carril, conectividad inalámbrica a Internet, aplicaciones integradas y mucho más. Los coches que se conducen solos son el siguiente paso. El futuro del automóvil bien pueden ser la autonomía y la conectividad.

Ante estas tendencias, los fabricantes de automóviles se encuentran con retos enfrentados: adaptar con rapidez estas funciones en sus modelos para no quedar por detrás de la competencia y dar los pasos necesarios —eligiendo para ello los mejores proveedores— para asegurar que sus coches son 100 % fiables a la hora de cambiar de carril, modificar la velocidad o aparcar marcha atrás. 

A estos retos hay que añadir las presiones a las que están sometidos hoy en día los fabricantes de automóviles: 

  • reducir el peso de los componentes y el vehículo para ahorrar combustible
  • acortar y simplificar los ciclos de diseño para satisfacer las exigencias del cliente
  • incorporar nuevas funciones, como las aplicaciones integradas y otras mejoras tecnológicas
  • limitar el punto de precio del consumidor
  • y, sobre todo, mitigar los riesgos que puedan ocasionar problemas de seguridad y retiradas

Desde los vehículos de gas y diésel a los eléctricos y autónomos, los avances tecnológicos han creado un momento de grandes oportunidades para la industria automovilística. Y para capitalizar estas oportunidades sin dejar de suministrar coches fiables en los que el cliente pueda confiar, los fabricantes necesitan proveedores que sean igual de fiables.

Socios fiables, productos probados

Gore proporciona perspicacia tecnológica, un gran compromiso con la calidad y una extensa cartera de productos que ayudan a los fabricantes Tier 1, 2 y 3 a alcanzar el éxito en la industria automovilística. Abarcando soluciones de ventilación, blindaje electromagnético y componentes de celdas de combustible, nuestros productos están presentes en todo el vehículo: en la iluminación, la electrónica, los sensores, los electromotores, la cadena cinemática y el motor. 

Nuestros productos se cuentan entre los de mejor rendimiento y mayor fiabilidad del mercado, ya que nosotros recomendamos y fabricamos soluciones que han sido probadas, validadas y aprobadas para el uso. Y aquí es donde la perspicacia tecnológica es esencial para el éxito del producto: si, por ejemplo, un cliente desea proteger el sistema eléctrico de su vehículo de la humedad, nosotros evaluamos todos los climas con el que vehículo pueda encontrarse, y después desarrollamos la solución de ventilación que mantendrá el sistema seco allá donde vaya, durante toda la vida útil del vehículo.

Realizamos varias series de pruebas en nuestras plantas internacionales para asegurarnos de que nuestros componentes siempre van a funcionar sin problemas una vez en marcha. Los fabricantes cuentan con nosotros para resolver sus problemas, de modo que sus consumidores tampoco tengan ninguno.

Soluciones desde el faro delantero hasta el faro trasero

En Gore tenemos el orgullo de suministrar productos para todo el cuerpo del vehículo. Al cumplir la promesa de nuestra marca, ayudamos a los fabricantes de automóviles a cumplir la suya.

Descubra todas las formas en las que la tecnología de Gore consigue que los coches funcionen y sus pasajeros estén seguros.

Blindaje electromagnético

Las capacidades tecnológicas de los vehículos crecen cada día. Ahora es posible escuchar música de una aplicación de streaming, obtener indicaciones, llamar por teléfono, ver imágenes de una cámara orientada hacia atrás e incluso configurar límites de velocidad o toques de queda para otro conductor... todo ello desde el salpicadero. 

Los sistemas de telemática e infotenimiento aportan al conductor de hoy potentes servicios que pueden desde divertir hasta salvar vidas. Las soluciones de blindaje electromagnético de Gore protegen la transmisión de señales, garantizando el buen funcionamiento de estos sistemas electrónicos.

Las almohadillas de puesta a tierra y juntas EMI SMT GORE®, pequeñas, ligeras y fáciles de instalar, aseguran un rendimiento eléctrico fiable en los sistemas que se encuentran bajo el salpicadero durante toda la vida del vehículo. Nuestras soluciones de junta están diseñadas para mantener un contacto consistente y una baja resistencia en CC y, gracias a su compresibilidad, no se descolocan —lo que supondría una interrupción de la transmisión de las señales— ni aunque el vehículo sufra un choque. 

Con la tecnología de conducción automática a la vuelta de la esquina, los vehículos dependerán de sus sistemas telemáticos para funcionar sin incidentes. En estos vehículos, los materiales de junta de Gore no sólo protegerán los sistemas eléctricos, sino también las vidas de los conductores, los pasajeros y los peatones.

Componentes para celdas de combustible

A medida que crece la responsabilidad medioambiental en todo el mundo, los consumidores se están apuntando a las ventajas de los vehículos eléctricos... igual que Gore.

Nosotros respaldamos los vehículos de celdas de combustible (FCV) con conjuntos membrana-electrodo (MEA) y membranas. Estos materiales facilitan la conversión electroquímica del hidrógeno y el oxígeno en energía en las pilas de combustible que hacen funcionar el vehículo.

Las soluciones MEA de Gore han demostrado proporcionar una alta densidad de potencia, un bajo contenido de material, un rendimiento fiable y una larga y segura vida útil. También son conocidas por mejorar la vida de las pilas, reducir el tamaño y el peso de las mismas, funcionar a mayor temperatura y reducir los costes de combustible. Es por ello que casi todos los principales desarrolladores de sistemas de celdas de combustible en todo el mundo confían en las soluciones MEA de Gore para sus aplicaciones estacionarias, portátiles y de transporte.

Comenzamos a desarrollar nuestros componentes de celdas de combustible en los años 90. Desde entonces hemos introducido importantes generaciones de nuevos productos; como media, cada quince meses. En los últimos tiempos, la tecnología de Gore ha jugado un importante papel en el primer vehículo de celdas de combustible de hidrógeno del mundo fabricado en serie.

Elementos de ventilación

Gore es el líder mundial en elementos de ventilación para automóviles a gas, híbridos y eléctricos. 

Los elementos de ventilación desempeñan diferentes funciones en todo el vehículo: evitan que los faros se empañen, aumentan la durabilidad de las unidades de control de respuesta rápida del motor, aseguran que el arrancador cumpla su trabajo y protegen el tren de rodaje y la cadena cinemática de la humedad... incluso si se sumergen en una pulgada de agua. En cualquier caso, los elementos de ventilación sirven para asegurar que estos componentes del vehículo funcionen plenamente durante toda la vida útil del mismo.

Lo que los elementos de ventilación de Gore hacen mejor que ningún otro en el mercado es impedir que el líquido y las partículas entren en los componentes del vehículo al mismo tiempo que equilibran la presión de manera constante a pesar de los cambios de temperatura. Si un vehículo se mueve por climas muy diferentes, el aire seguirá fluyendo en ambas direcciones a través de nuestros elementos de ventilación, pero la suciedad, el polvo, los fluidos del automóvil y otros líquidos no podrán pasar. Por tanto, nuestros elementos de ventilación pueden alargar la vida útil de los componentes del automóvil.

Introdujimos estos beneficios para nuestros clientes por primera vez a finales de los años 80, cuando Gore lanzó al mercado los primeros elementos de ventilación para automóviles. En los años 90, introdujimos el primer elemento de ventilación oleofóbico, capaz de repeler líquidos más complejos, como aceites y fluidos del automóvil. Desde entonces, hemos suministrado elementos de ventilación a los mayores proveedores y fabricantes del sector. Se estima que el 95 % de los coches fabricados en Europa en el 2004 contienen al menos un elemento de ventilación de Gore.

Hemos añadido recientemente a nuestra cartera de productos elementos de ventilación para ejes, engranajes y faros. En 2013, introdujimos los elementos de ventilación de la Serie Compacta GORE® PolyVent para aplicaciones electrónicas de automóviles, que presentan un tamaño 30 % menor que nuestra serie estándar en un diseño encajable de fácil instalación.

Resistentes y duraderos, nuestros elementos de ventilación para automóviles están diseñados y probados para cumplir los más estrictos requisitos de las pruebas de los fabricantes de piezas originales y Tier 1, y han demostrado rendir más allá del ciclo de vida habitual de 10 a 15 años.