Fuerzas armadas

Las prendas, la tecnología y los componentes de los productos de Gore permiten a las fuerzas armadas concentrarse en sus misiones, sin tener que preocuparse por su uniforme o los sistemas electrónicos de sus vehículos o aeronaves.

Ver todos los sectores y categorías

En los entornos militares, la fiabilidad no debe estar nunca en riesgo. Gore provee al personal de las fuerzas armadas con prendas, cables y materiales infalibles que les permiten centrarse en sus misiones sin preocuparse por la fiabilidad de sus uniformes, equipamiento, vehículos y aeronaves.

Presentación

Cuando las vidas están en riesgo, el rendimiento de los productos no debe estarlo nunca. Desde los uniformes y el equipamiento del personal militar hasta los sistemas electrónicos de sus vehículos y aeronaves, los productos empleados en entornos militares deben ser absolutamente fiables: deben salvar vidas.

En Gore, la fiabilidad es el alma del desarrollo de nuestros productos. Diseñamos nuestros productos para que puedan superar cualquier prueba, ya se trate de altitudes y temperaturas extremas, exposición química o uso repetido. Y sabemos que no hay pruebas más duras que a las que se enfrentan las fuerzas armadas; si un soldado puede confiar en un uniforme fabricado con los tejidos duraderos de Gore o en sistemas electrónicos y estructuras que contienen cables y materiales de Gore, todo el mundo puede hacerlo.

Gore lleva más de 30 años colaborando con las fuerzas armadas para que su personal pueda permanecer seguro y cumplir satisfactoriamente sus misiones. Es una relación de gran importancia para Gore, y estamos orgullosos de poner a disposición la enorme perspicacia y el gran compromiso de nuestros científicos, ingenieros y expertos de productos para satisfacer las complejas necesidades funcionales de nuestras fuerzas armadas.

Cuando se trata de uniformes y sistemas electrónicos críticos, el personal militar sabe que todos los productos de Gore son fiables allí donde se necesita: tanto en tierra como en el aire.

Señales seguras, superficies protegidas

Cuando se trata de asegurar la fiabilidad de los productos de uso militar, el rendimiento sin fisuras de las soluciones de Gore es justo lo que se necesita.

Gore lleva mucho tiempo colaborando con las fuerzas armadas, proporcionando cables y materiales de uso en vehículos de tierra, aeronaves y otras aplicaciones militares. De hecho, el primer producto de Gore, lanzado en 1958, fue un cable y alambre aislado empleado principalmente en aplicaciones de defensa.

Hoy en día, con propiedades como una extraordinaria resistencia química/térmica, resistencia mecánica y flexibilidad, nuestros cables y conjuntos de cables garantizan una alimentación de corriente segura, una conectividad de señales constante y una transmisión de datos de alta velocidad fiable... tras la instalación, durante el uso y a largo plazo.

Las soluciones de cable de Gore suelen usarse para aplicaciones de alta potencia, alta velocidad y alta frecuencia, desde dispositivos como auriculares o tabletas tácticas hasta sistemas para misiones en vehículos de tierra, helicópteros y aviones de combate como F-16 y F-35. Entre los ejemplos se incluyen los alambres GORE Hook-Up, los cables Ethernet GORE y los conjuntos de microondas GORE-FLIGHT; todos ellos han sido construidos para ofrecer una gran durabilidad en condiciones de operación duras y han demostrado un buen funcionamiento desde la primera vez a la última.

Los elementos de sellado para aeronaves de Gore ofrecen la misma eficacia. Desde hace más de 20 años, los principales fabricantes de piezas originales para aeronaves militares han especificado cintas y juntas de Gore para solucionar sus retos de sellado/protección de superficies en paneles, entarimados, parabrisas, antenas y depósitos de combustible.

Cuando el Ejército de los EE. UU. y la Real Fuerza Aérea de los Países Bajos requirieron un elemento de sellado resiliente —que pudiera evitar los daños por el rozamiento producido por la vibración de los paneles y la estructura de las aeronaves durante el uso—, se pusieron en contacto con nosotros. Hoy en día, los materiales aeroespaciales GORE SKYFLEX se usan con éxito en helicópteros como el Apache, el Black Hawk, el Chinook y el Seahawk.

S-70 Black Hawk (Sikorsky)

Tejidos diseñados para los soldados

Antes de que Gore se asociara oficialmente con el ejército, nuestros productos - especialmente el tejido transpirable e impermeable GORE-TEX® - ya habían llamado la atención del personal militar. En sus bases comenzaron los esfuerzos por militarizar productos de consumo, lo que probablemente llevó a extender el uso de los mismos.

El primer ejemplo tuvo lugar en 1978. GORE-TEX® había salido al mercado de consumo dos años antes. Un comandante del Cuerpo de Marines de los Estados Unidos se preguntó cómo sería trabajar con una parka funcional Marmot. Vistió la parka en un ensayo de campo, y los resultados fueron favorables.

Un grupo de soldados británicos tuvo la misma idea cuatro años más tarde, en 1982. Mientras su barco estaba atracado, rumbo a la Guerra de las Malvinas, los soldados compraron ropa GORE-TEX® para vestir en la batalla - con su propio dinero - , porque funcionaba mejor que la ropa estándar. Más tarde, contaron su experiencia con el tejido GORE-TEX® a soldados estadounidenses.

Entonces, en 1983, un comandante de los Reales Marines de Reino Unido escribió una disertación sobre el uso de los tejidos GORE® en el ejército. En una carta a Gore, escribió: "Creo que sus tejidos son [...] el tejido del futuro".

Ese mismo año, el impulso de las bases dio paso al progreso oficial. El Gobierno de los EE. UU. acordó un programa de desarrollo de tres años llamado Sistema Ampliado de Ropa para Climas Fríos (ECWCS, Extended Cold-Weather Clothing System). Aparte de otros tres sistemas disponibles en el mercado, los ensayos preliminares incluyeron la parka funcional Marmot, con tejidos GORE-TEX®. La parka tuvo éxito en ensayos de campo completos realizados en Alaska y Vermont. El año siguiente, 1.000 marines estadounidenses vistieron esta parka durante un ejercicio de la OTAN en Noruega. Por primera vez en la historia del Cuerpo de Marines, el ejercicio no tuvo un solo incidente relacionado con el clima frío.

A partir de estos resultados, la 10ª División de Montaña del Ejército de los EE. UU. compró 16.000 equipos de prendas de Gore en 1987. Al año siguiente, el ejército adoptó oficialmente los tejidos GORE-TEX® como su indumentaria estándar .

Soldiers wearing Gore gear

Desde entonces, Gore ha colaborado con el ejército para desarrollar los tejidos de protección que necesitan, incluidos botas, guantes de combate, sistemas para dormir y refugios tácticos. En 1997 desarrollamos la "Bota Bosnia", una bota intermedia para clima frío/húmedo (ICWB, Intermediate Cold/Wet Boot) que fue adoptada para la acción en Bosnia. Más recientemente, el tejido de barrera ultra GORE® CHEMPAK ha sido adoptado por el ejército para la protección en operaciones en zonas calientes donde pueden emplearse armas químicas.

Gore es ahora proveedor de numerosas ramas del ejército —como la armada, la marina, las fuerzas aéreas, la guarda costera, el cuerpo de marines y las operaciones especiales—, proporcionando la protección que aquellos soldados de los años 70 y 80 buscaron y pagaron ellos mismos .