Fuerzas armadas

Las prendas, la tecnología y los componentes de productos de Gore permiten a las fuerzas armadas concentrarse en sus misiones, y no en su uniforme.

Ver todos los sectores y categorías

En los entornos militares, la fiabilidad no debe estar nunca en riesgo. Gore provee a las fuerzas armadas con prendas, cables, elementos de sellado y otros productos infalibles que permiten al personal militar centrarse en sus misiones sin preocuparse por su equipamiento.

Presentación

Cuando las vidas están en riesgo, el rendimiento de los productos no debe estarlo nunca. Desde los uniformes y los sistemas electrónicos al equipamiento de las aeronaves, los productos empleados en entornos militares deben ser absolutamente fiables: deben salvar vidas.

En Gore, la fiabilidad es el alma del desarrollo de nuestros productos. Diseñamos nuestros productos de manera que puedan superar cualquier prueba, ya sea la exposición química, el uso repetido o temperaturas y altitudes extremas. Sabemos que no hay pruebas más duras que a las que se enfrentan los soldados; si un soldado puede confiar en un producto Gore, todo el mundo puede hacerlo.

Gore es socio de las fuerzas armadas desde hace más de 30 años, asegurando que su personal permanezca seguro y pueda llevar a cabo sus misiones con éxito. Los tejidos Gore protegen a los soldados del frío, el viento, la lluvia torrencial, la aguanieve, las tormentas de arena y las sustancias químicas. Las interconexiones electrónicas aseguran la transmisión de señales para la navegación y la telemetría para armas. En las aeronaves, los materiales de Gore sellan los paneles de acceso e iluminan las pantallas.

Cuando se trata de uniformes y equipamiento críticos, las fuerzas armadas saben que todos los productos de Gore son fiables allí donde se necesita: en acción.

Productos creados para proteger

Fabricados para resistir condiciones extremas, los productos militares de Gore están diseñados para ofrecer la máxima protección posible, ya sean para vestir en el campo de batalla o para asegurar la conectividad de señales a miles de metros por encima de ella.

Gore es especialista en el desarrollo de prendas protectoras de alto rendimiento para los duros y exigentes entornos que se encuentran las fuerzas armadas por todo el mundo. Con los tejidos Gore, los soldados se benefician de los conocimientos de un comprometido equipo de científicos, ingenieros y expertos en productos que entienden las complejas necesidades funcionales del usuario militar.

Cuando la transmisión de señales está comprometida, la experiencia de Gore, así como sus extraordinarias habilidades y su amplia oferta de productos electrónicos, permiten a sus clientes reducir de manera significante el riesgo del programa. Debido a su excelente rendimiento eléctrico, nuestros cables y conjuntos de cables —de microondas, redondos y planos— se utilizan normalmente para la transmisión de datos y energía en aplicaciones para cazas, barcos y misiles. Pueden encontrarse en sistemas de contramedida, radares, asistentes de navegación y sistemas de armamento y depósitos, entre otras aplicaciones de mar y tierra.

En aplicaciones de sellado para aeronaves (paneles, entarimados, parabrisas, antenas y depósitos de combustible), el personal de mantenimiento utiliza el sellante para aviones GORE® SKYFLEX®, que protege contra la humedad y la corrosión y reduce notablemente los tiempos de parada de las aeronaves. Por último, los elementos de ventilación GORE® Protective Vents para dispositivos electrónicos protegen contra las partículas y los líquidos al mismo tiempo que permiten la transpirabilidad y el equilibrio rápido de la presión. Los elementos de ventilación también ofrecen protección acústica en productos como las radios bidireccionales.

Tejidos diseñados para los soldados

Antes de que Gore se asociara oficialmente con el ejército, nuestros productos - especialmente el tejido transpirable e impermeable GORE-TEX® - ya habían llamado la atención del personal militar. En sus bases comenzaron los esfuerzos por militarizar productos de consumo, lo que probablemente llevó a extender el uso de los mismos.

El primer ejemplo tuvo lugar en 1978. GORE-TEX® había salido al mercado de consumo dos años antes. Un comandante del Cuerpo de Marines de los Estados Unidos se preguntó cómo sería trabajar con una parka funcional Marmot. Vistió la parka en un ensayo de campo, y los resultados fueron favorables.

Un grupo de soldados británicos tuvo la misma idea cuatro años más tarde, en 1982. Mientras su barco estaba atracado, rumbo a la Guerra de las Malvinas, los soldados compraron ropa GORE-TEX® para vestir en la batalla - con su propio dinero - , porque funcionaba mejor que la ropa estándar. Más tarde, contaron su experiencia con el tejido GORE-TEX® a soldados estadounidenses.

Entonces, en 1983, un comandante de los Reales Marines de Reino Unido escribió una disertación sobre el uso de los tejidos GORE® en el ejército. En una carta a Gore, escribió: "Creo que sus tejidos son [...] el tejido del futuro".

Correspondence between Simon Price and Gore

Ese mismo año, el impulso de las bases dio paso al progreso oficial. El Gobierno de los EE. UU. acordó un programa de desarrollo de tres años llamado Sistema Ampliado de Ropa para Climas Fríos (ECWCS, Extended Cold-Weather Clothing System). Aparte de otros tres sistemas disponibles en el mercado, los ensayos preliminares incluyeron la parka funcional Marmot, con tejidos GORE-TEX®. La parka tuvo éxito en ensayos de campo completos realizados en Alaska y Vermont. El año siguiente, 1.000 marines estadounidenses vistieron esta parka durante un ejercicio de la OTAN en Noruega. Por primera vez en la historia del Cuerpo de Marines, el ejercicio no tuvo un solo incidente relacionado con el clima frío.

A partir de estos resultados, la 10ª División de Montaña del Ejército de los EE. UU. compró 16.000 equipos de prendas de Gore en 1987. Al año siguiente, el ejército adoptó oficialmente los tejidos GORE-TEX® como su indumentaria estándar .

Soldiers wearing Gore gear

Desde entonces, Gore ha colaborado con el ejército para desarrollar los tejidos de protección que necesitan, incluidos botas, guantes de combate, sistemas para dormir y refugios tácticos. En 1997 desarrollamos la "Bota Bosnia", una bota intermedia para clima frío/húmedo (ICWB, Intermediate Cold/Wet Boot) que fue adoptada para la acción en Bosnia. Más recientemente, el tejido de barrera ultra GORE® CHEMPAK ha sido adoptado por el ejército para la protección en operaciones en zonas calientes donde pueden emplearse armas químicas.

Gore es ahora proveedor de numerosas ramas del ejército —como la armada, la marina, las fuerzas aéreas, la guarda costera, el cuerpo de marines y las operaciones especiales—, proporcionando la protección que aquellos soldados de los años 70 y 80 buscaron y pagaron ellos mismos .