Detección de ondas gravitacionales con cables Gore

Tres científicos reciben el Premio Nobel de Física

Gore High Flex Cables

Los cables GORE® High Flex transmitieron las señales que permitieron el descubrimiento de las ondas gravitacionales.

Aunque el Premio Nobel de Física de este año ha sido concedido a tres científicos estadounidenses, en realidad se trata de un éxito que puede atribuirse a miles de científicos... y, en parte, a la tecnología de Gore. 

En septiembre de 2015, investigadores del Observatorio de Ondas Gravitacionales por Interferometría Láser (LIGO) de EE. UU. detectaron — usando cables GORE® High Flex— señales originadas por la colisión de dos agujeros negros hace 1.300 millones de años. Tras cuatro meses de validación, llegó la certeza: las ondas gravitacionales, tal como predijo Albert Einstein en el marco de su teoría general de la relatividad en 1915, existen. La noticia causó una gran sensación entre los expertos en febrero de 2016, y en octubre se anunció que Rainer Weiss, Barry C. Barish y Kip S. Thorne recibirían el Premio Nobel. La Real Academia Sueca de las Ciencias expresó oficialmente su reconocimiento a los tres físicos "por contribuciones decisivas al detector LIGO y a la observación de ondas gravitacionales". El consorcio LIGO opera dos interferómetros gigantes idénticos en Hanford, Washington, y en Livingston, Luisiana, y trabaja en estrecha colaboración con la instalación hermana europea VIRGO, operada por el Observatorio Gravitacional Europeo. 

Un interferómetro láser es una herramienta de investigación que combina dos o más fuentes de luz para crear un patrón de interferencia que puede ser medido y analizado. Los cables GORE® High Flex transmitieron la energía y la señal eléctrica a los fotodetectores de los interferómetros y transportaron la señal de onda gravitacional al mundo exterior. Los cables fueron escogidos por su reducido peso, su alta flexibilidad y su baja tasa de emisión de gases. 

El ingeniero de aplicaciones de Gore en Alemania Peter Proeckl, que inicialmente desarrolló los cables para la industria de los semiconductores, especialmente para su uso en la litografía, explica: "Debido a las características específicas del aislamiento de ePTFE, nuestros cables no emiten gases que puedan condensarse y contaminar los sensibles instrumentos de medición que se encuentran en condiciones de vacío ultraelevado. También son capaces de reducir la transmisión acústica de ruido sísmico, que puede dificultar la detección de ondas gravitacionales".  

Enhorabuena a Rainer Weiss, Barry C. Barish y Kip S. Thorne, que recibieron el premio en Estocolmo, Suecia, el 10 de diciembre. 

Más información sobre los cables GORE® High Flex (en inglés)